Transtornos de la Conducta alimentaria

anorexia

Un Trastorno en la Alimentación es una enfermedad causada por la ansiedad y por una preocupación excesiva por el peso corporal y el aspecto físico, relacionada con la alteración de los hábitos alimenticios comunes.

La persona que padece algún trastorno en su alimentación basa en la comida todos los pensamientos y actos que forman parte de su vida diaria, sintiéndose dependientes de esa idea, con lo cual el alimento se convierte, en el eje a partir del cual gira su vida.

Estas conductas alimenticias pueden o no alterarse voluntariamente, esto está sujeto a factores internos y externos como el nivel de autoestima, presiones familiares, frustración por tener sobrepeso, comparación constante con alguien cercano por parte de un familiar u amigo, etc.

La anorexia nerviosa es un desorden alimenticio que amenaza contra la vida y se caracteriza por la privación de comer y por la pérdida excesiva de peso.

El desorden es diagnosticado cuando una persona pesa por lo menos el 15 por ciento menos del peso normal de su cuerpo. La pérdida de peso extrema en las personas con anorexia nerviosa puede conducir a problemas peligrosos de salud e inclusive a la muerte.

El término anorexia significa literalmente "pérdida del apetito;" sin embargo, esta definición es engañosa ya que las personas con anorexia nerviosa con frecuencia tienen hambre pero, de todos modos, rechazan la comida.

Tienen intensos temores a engordar y se ven así mismos gordos inclusive cuando están muy delgados. Estos individuos pueden tratar de corregir esta percibida "imperfección" limitándo el ingerimiento de la comida de manera estricta y haciendo excesivo ejercicio con la finalidad de perder peso.

Las personas que padecen bulimia son incapaces de dominar los impulsos que les llevan a comer, pero el sentimiento de culpa y vergüenza tras ingerir muchos alimentos les lleva a una purga (vómitos autoinducidos o empleo de laxantes o diuréticos o ambos), regímenes rigurosos o ejercicio excesivo para contrarrestar los efectos de las abundantes comidas.

Los bulímicos tienen cerca de 15 episodios de atracones y vómitos por semana y, en general, su peso es normal, por lo que resulta difícil detectar la enfermedad. En un solo atracón pueden llegar a consumir de 10.000 a 40.000 calorías.

La vigorexia es un trastorno en el cual una persona constantemente se preocupa por parecer demasiado pequeña y débil. Aquellos con vigorexia sufren el problema opuesto de alguien con necesidad de tratamiento de la anorexia.

Las personas vigoréxicas constantemente se obsesionan con sus imperfecciones, y distorsionan su percepción de sí mismos.

Los vigoréxicos tienen una obsesión por el aspecto físico que se pasan el día haciendo ejercicio, constantemente se miran al espejo y no están nunca satisfechos con su cuerpo. Sólo quieren desarrollar masa muscular, por ello, además de dedicarse compulsivamente al ejercicio físico, modifican su alimentación pudiendo incluso tomar fármacos como hormonas yanabolizantes en exceso.

Se trata de una obsesión enfermiza con el consumo de alimentos saludables.

La ortorexia empieza como un inocente intento de comer más saludable, pero a la larga pueden perder la capacidad de comer intuitivamente – a saber cuando tienen hambre, la cantidad que necesitan, y cuando están llenos. El ortoréxico nunca aprende a comer de forma natural.

La dieta del ortoréxico en realidad puede ser poco saludable, con los problemas nutricionales que dependen de la dieta específica que la persona se ha impuesto a sí misma. Los problemas sociales son más evidentes. Un ortoréxico puede quedar socialmente aislado ya que planea su vida alrededor de la comida.

Las personas que sufren ortorexia se centran exclusivamente en lo que comen, la comida es el centro de sus pensamientos y de su vida.

OBESIDAD DIETÉTICA
La obesidad es una enfermedad multifactorial, es decir, causada por una serie de variables tanto físicas como psicológicas (incluyendo malos hábitos en las comidas, un balance energético descompensado, sedentarismo, y otros).

Además, la obesidad está asociada a enfermedades cardio-vasculares y cerebro-vasculares (como la hipertensión), la diabetes tipo II, los trastornos del metabolismo lipídico, el proceso ateroesclerótico, pero también a depresión, baja autoestima y otros trastornos del estado de ánimo.

En cada caso de obesidad hay una historia personal distinta y una serie de hábitos en la conducta que podrían estar influyendo en el mantenimiento de la enfermedad. Así pues, el papel del profesional consiste en realizar, junto con el paciente, un análisis exhaustivo de hábitos, actitudes y emociones vinculados con la ingesta. ¿Con qué objetivo? Con el de garantizar la pérdida de peso deseado y, especialmente, para que los resultados obtenidos se mantengan a largo plazo.

OBESIDAD MÓRBIDA
La Obesidad Mórbida tiene tres características definitorias:

Es una Enfermedad y hay que tratarla y considerarla como tal. No depende en absoluto de la voluntad del paciente para poder conseguir un peso normal y sólo un especialista en la materia puede ayudar a estos pacientes.

Es una Enfermedad grave, porque se acompaña de múltiples co-morbilidades que no se curan sin resolver la Obesidad. Podemos destacar algunas como la diabetes tipo II, la insuficiencia respiratoria del O.M., la hipertensión arterial, la apnea del sueño, la artropatía, la dislipemia, la cardiopatía, la depresión y otras más sin contar con los condicionantes psico-sociales. Predispone a la aparición del cáncer, acorta considerablemente las perspectivas de vida, es muy invalidante y provoca el rechazo social y el aislamiento individual.

HÁBITOS DIETÉTICOS INADECUADOS
La comida está tan íntimamente asociada a la vida emocional de las personas, que un enorme porcentaje de ellas comen de manera desproporcionada lo mismo cuando están alegres que cuando tristes o enfadados, cuando experimentan soledad, frustración o están nerviosos. Algunos malos hábitos alimenticios son tan comunes y se realizan tan mecánicamente que es difícil distinguirlos hasta por quien los practica.

Una alimentación inadecuada, puede ser la causa de múltiples problemas físicos y en consecuencia psicológicos.

 

PSICOPATOLOGÍA DE LA ALIMENTACIÓN
ANORÈXIA NERVIOSA
BULIMIA NERVIOSA
VIGOREXIA
ORTOREXIA
BÍOPATOLOGÍA DE LA ALIMENTACIÓN

NOTICIAS

 Se relaciona la obesidad a mediana edad con mayor riesgo de sufrir demencia en la vejez.

Mas de 3000 personas apoyan la campaña de una madre que pide al gobierno cerrar webs que fomentan la anorexia y la bulimia. 

Las personas obesas o con sobrepeso tienen mas riesgo de sufrir uno de los 10 cánceres mas comunes.

Spanish English French German Italian Portuguese Russian
Está aquí: Inicio Unidades Transtornos conducta alimentaria